El polémico pabellón-bungalow residencial junto al palacio de Torre Arias

casa condesa de torre arias

A medida que las obras obras del palacio de Torre Arias avanzan y se descubren nuevos espacios, hasta ahora inaccesibles para el público, descubrimos también nuevos rincones de una quinta rodeada de polémica y de misterioso futuro.

Ahora le toca el turno a la construcción residencial que se descubre en uno de los laterales del palacio, todavía separada del acceso general por una señal de “prohibido el paso”. Uno se pregunta inevitablemente al verla ¿qué hace una casa así en un lugar como este?, ¿acaso no existían suficientes habitaciones en el interior del edificio principal?

obras torre arias

La obviedad nos da la respuesta y nos retorna a la polémica: el escaso mantenimiento y progresivo deterioro del palacio, ya por 1953, cuando la Condesa de Torre Arias y su marido se instalan en la quinta, les obliga a construir una casa para servir de vivienda habitual. Allí vivieron hasta 1977, es decir, durante 24 años.

En la actualidad, siendo la finca ya de los madrileños, ha pasado a ser considerada una construcción que produce “un impacto negativo por su proximidad a la fachada del palacio”. “Por su carencia de valores y antigüedad y su inadecuada ubicación en las proximidades del palacio, se considera un impacto negativo que debe ser demolido“, concluye el Plan Especial de Protección de Torre Arias.

Un “pabellón nuevo sin protección” de 125 metros cuadrados, de planta baja, construcción moderna (mediados del siglo XX) y con una peculiar estructura sustentada sobre pilares metálicos, cubierto de placa a dos aguas y muros de ladrillo.

casa tatiana torre arias

¿Pero será demolido? Desde el punto de vista de un visitante más, suena a medida radical, al fin y al cabo está integrado en esa última parte de la historia más decadente del espacio, ejemplo claro para muchos de que el mantenimiento de la finca, comprometido mediante firma con el Ayuntamiento de Madrid en 1986, no se estaría llevando a cabo en el palacio y resto de instalaciones desde mucho antes de la firma del acuerdo.

Quizás el ejemplo más claro de la visión de aquellos que creen que la Quinta de Torre Arias se había convertido en una fuente de gastos y problemas para la condesa y que “regalársela” al Ayuntamiento a cambio de la recalificación urbanística de muchos de sus otros terrenos le saldría mucho más rentable. Algo que otros prefieren considerar un “acto de generosidad” pero que, en definitiva, está costando muchos millones al Ayuntamiento de Madrid.

Sea como fuere, ¿te gustaría que este último espacio residencial de la quinta se mantuviese intacto o eres de los que lo considera un “impacto negativo”? Te leemos en los comentarios. También en Twitter y en Facebook.

Temas relacionados:

Plan Especial de Protección de la Quinta de Torre Arias
La curiosa historia de la Quinta de Torre Arias
¿Qué va a pasar con la Quinta de Torre Arias? La historia en curso…
Troncos de árboles cortados se convierten en esculturas talladas en la Quinta de Torre Arias
El ruinoso estado de los muros de Torre Arias
“Diana y Endimión”, la escultura secreta de la Quinta de Torre Arias
La “Fuente de La Isabela” de la Quinta de Torre Arias y su importancia en la historia de Madrid
Almeida visita la Quinta de Torre Arias y dice que “los vecinos decidirán”

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido