El Ayuntamiento estudia proteger la villa histórica de María Lombillo, pero no será rápido

villa catalina arturo soria

Uno de los últimos supervivientes de la prácticamente desaparecida “Ciudad Lineal” de Arturo Soria, ubicado en el Barrio Salvador, parece que está de suerte.

Sito en la calle María Lombillo 1 y conocido por algunos como “Villa Catalina”, por otros como “Villa Menchu” y por todos por los constantes intentos de okupación, ahora el Ayuntamiento de Madrid estudia su protección, a pesar de que la propiedad sea privada (en manos de un banco desde 2019).

Solicitada y aprobada la adopción de medidas para su protección en el último Pleno de San Blas-Canillejas, el director general de Patrimonio Cultural, Luis Lafuente, ha señalado que la opción por la que se opta es tratar de que esta construcción sea incluida en el catálogo de elementos protegidos del Ayuntamiento, que está en modificación. Después debería seguir la tramitación de la Ley del Suelo, que supondrá “una larga travesía por delante”.

En el proceso inicial, los técnicos deberán comprobar que la construcción presenta criterios arquitectónicos suficientes para justificar su preservación. Por el contrario, si se determina que la única singularidad de la villa reside en que constituye una seña de identidad del modelo de ciudad proyectado por Arturio Soria, será la Comunidad de Madrid quien determine si puede nombrarse Bien de Interés Cultural en un proceso independiente.

Esperamos que todo siga su curso y que esta no se convierta en la crónica de otra muerte anunciada como la de nuestra querida y añorada pagoda de Miguel Fisac, que ya casi nadie recuerda.

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido