La “nueva sede del Banco Popular” es oficialmente historia

edificio banco santander

En los últimos dos años hemos visto cómo lo que iba a ser la “nueva sede del Banco Popular” llegaba al Barrio Salvador con muchos planes de mejorar la zona (“traerá un gimnasio y hasta un supermercado nuevo”, se comentaba) pero, desde entonces, muchas cosas han cambiado.

No hay más que acercarse a la c/ Juan Ignacio Luca de Tena 11 para comprobar cómo ya no queda ni rastro del Popular en lo que iba a ser su flamante sede (jamás estrenada). Incluso, en sustitución de las últimas señales identificativas del Popular (tipografía y colores corporativos en los carteles informativos de la entrada y pasillos entre edificios, que sobrevivían hasta hace pocas semanas), ahora lucen los colores, tipografía y elementos identificativos del Banco Santander. Todo lo demás es historia.

Imagen de la sede durante las obras previas a la compra del B. Popular por parte del B. Santander

nueva sede banco popular

La fecha de la mudanza, que tanto nos preocupaba en el barrio, y las recientes obras, que creíamos finalizadas, han estado llenas de rumores y curiosidades. Según la publicación online “El Independiente”, han existido una serie de llamativas y costosas reformas en el edificio que han causado el retraso de la mudanza, reformas aparentemente innecesarias al encontrarse el espacio finalizado y sin estrenar, y que parecen haber sido, en su mayoría, requerimientos de sus miembros directivos, según nos detalla el periodista Agustín Monzón en esta publicación.

Así que a los 144 millones de euros que había costado la sede original de 120.000 metros cuadrados, se añadirían ahora 10 millones de euros más que han servido para costear las últimas reformas antes de la mudanza final, reformas que incluyen cambios de mobiliario para adecuarse a la cultura del Santander, reorganización de los baños sin motivo aparente, cambios en los materiales del suelo, nuevos despachos para directivos o modificaciones en los recorridos de los ascensores para llegar directamente a los despachos desde el parking, entre otros.

La nota de color la aportan los nombres que el Banco Santander ha escogido para los edificios de lo que parece que ya se considera su nueva sede, nombres que acercan Cantabria al Barrio Salvador (“Suances”, “Pedreña”, “Magdalena”…), haciendo así un guiño a la tierra que les vio nacer.

cartelería banco santander

Seguiremos atentos a su gradual llegada.

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
emailfacebookfacebookinstagram

Deja tu comentario