La EMT aprueba que los perros puedan ser un pasajero más

perros en los autobuses

La EMT acaba de aprobar una serie de modificaciones en su reglamento para permitir el acceso libre de personas acompañadas con perros en los autobuses municipales, dejando “la puerta abierta a otras necesidades”, entendiéndose así que se aceptarían otro tipo de mascotas como gatos.

Para ello, los propietarios deberían disponer de una tarjeta específica de autorización expedida por la EMT y viajar con correa y bozal puestos, estando también obligados a situarse tumbados bajo el asiento que ocupe su propietario o acompañante en la parte delantera del autobús (entre la puerta delantera y la puerta central).

Su acceso además estaría limitado durante las horas de mayor afluencia de viajeros por la mañana y por la tarde, permitiéndose la entrada al autobús todos los días de la semana durante todo el servicio, excepto los días laborables entre las 7.30 y las 9.00 horas y entre las 16.30 y las 19.00 horas. El acceso estaría limitado a un animal por vehículo y supeditado a la ocupación del mismo a criterio del conductor de la EMT.

La aprobación final del texto tendrá que pasar ahora por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), en manos de la Comunidad de Madrid.
“Esperamos que no haya ningún problema con la propuesta cuando ya existe un precedente. Lo contrario nos sorprendería”, afirman desde la EMT aludiendo al acceso libre de perros a toda la red de Metro.
En la actualidad, las mascotas pueden viajar en autobuses municipales siempre que no supongan un peligro o una molestia (olor, ruido) para el resto de los viajeros, y siempre en trasportines adecuados. Y se permite el acceso de perros sin trasportines cuando sirvan de guía a personas discapacitadas o ciegas.
¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido