Todas las novedades de la nueva ordenanza del taxi

tarifas taxis Madrid

La modificación de la Ordenanza Reguladora del Taxi de Madrid ha sido aprobada hoy por el Pleno del Ayuntamiento en sesión extraordinaria. Una vez que la ordenanza se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid en los próximos días, el taxi madrileño incorporará la regulación del precio cerrado y la reserva de plaza con pago individual (taxi compartido) como nuevas fórmulas de contratación. Además, el taxi estará regulado por la nueva licencia por puntos para evitar engaños tarifarios, el incumplimiento de los regímenes de descanso o la recogida de viajeros en lugares no habilitados.

Tanto para el servicio mediante precio cerrado y para taxi compartido, el usuario deberá contratarlo previamente y, en el caso del taxi compartido, únicamente a través de la emisora, aplicación móvil u otras plataformas.

Cuando un viajero contrate un servicio de taxi por plaza facilitará el punto de origen y destino del trayecto, la fecha y hora de su realización, el número de plazas que se desea contratar y deberá conocer el precio antes de su realización. En el caso de utilizar un taxi compartido, una vez iniciado el viaje, se podrán admitir paradas intermedias en el trayecto del cliente para permitir la subida y la bajada de otros usuarios.

El Ayuntamiento fija que el precio abonado por los usuarios de un mismo desplazamiento no podrá ser superior al precio que hubiera resultado del cálculo del precio cerrado ni inferior al resultante de aplicar el descuento aprobado en su caso por el Ayuntamiento.

También se introduce la posibilidad de establecer tarifas fijas en los servicios que tengan origen o destino desde o hacia las áreas de cero emisiones, del mismo modo que para el Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

El cambio más destacable recae sobre los requisitos para la concesión del permiso de conducción del autotaxi: todos los aspirantes deberán acreditar no haber sido condenados por delitos sexuales ni contra la infancia.

Otra de las incorporaciones es un luminoso en el vehículo con el letrero “SOS” para que sea activado en caso de que se produzcan incidentes graves en el interior. Además, se establece que la persona que transmita una licencia de taxi no podrá volver a tener otra hasta transcurridos dos años.

Se mantiene la licencia por puntos para cada taxi. Este mecanismo permite aplicar de forma objetiva y transparente las sanciones por reincidencia y la habitualidad en los comportamientos punibles que más afectan a los clientes y a la imagen del sector, reduciéndose el número de sanciones que comportan pérdida de puntos (las muy graves): el incumplimiento del régimen de descanso, el quebrantamiento del régimen tarifario (engañar al usuario con el precio) o buscar y recoger viajeros fuera de la parada oficial establecida.

El número de puntos inicialmente asignado a la licencia de autotaxi se verá reducido por cada sanción firme en vía administrativa. El titular de una licencia de taxi afectado por la pérdida parcial de puntos recuperará la totalidad del crédito una vez transcurridos dos años sin haber sido sancionado. Cuando se haya perdido la totalidad de los puntos, se acordará la sanción de suspensión de la licencia y por tanto la inmovilización del taxi (independientemente del conductor) por un periodo de tres meses a un año. Cumplida la sanción de suspensión, el titular de la licencia recuperará los ocho puntos.

El sector podrá reducir la oferta en situaciones donde se acredite una disminución de la demanda de clientes superior al 50 %, petición solicitada durante los últimos meses por las asociaciones mayoritarias por los efectos de la pandemia. Será el Ayuntamiento quien declare la situación de excepcionalidad.

Para decretarse, el sector deberá acreditar debidamente durante los dos meses anteriores o el mismo mes del año anterior el descenso de usuarios. Solo una vez que el Gobierno municipal haya consultado a las organizaciones representativas su conformidad para aplicarla, procederá a limitar la oferta por un plazo renovable de un mes con régimen excepcional de descanso. Así, las licencias pares podrán prestar servicio únicamente los días pares y las impares, los días impares; salvo los Eurotaxi, que mantendrán el servicio a personas con discapacidad todos los días.

También se cambia el régimen de descansos para eliminar la obligación de prestar el servicio un mínimo de siete horas diarias. Con la modificación actual, podrán trabajar todos los días un máximo de 16 horas, respetando los días de descanso obligatorio.

Se incluye la obligación de instalar en los nuevos vehículos un bucle magnético (sistema de sonido) para mejorar la accesibilidad de las personas con dificultades de audición que utilicen audífonos. Otra mejora que recoge la ordenanza de cara a la modernización y digitalización del servicio es la obligación, en el plazo máximo de dos años, de admitir el pago sin contacto. También se podrán emitir tiques electrónicos.

Entre las exigencias a los conductores, se encuentra cuidar el aseo y la vestimenta en la prestación del servicio con un nuevo código de vestir que mejorará la imagen del sector: camisa o polo lisos y resto de la indumentaria oscura.

Respecto a la clasificación ambiental, todos los vehículos autotaxi deberán ser CERO emisiones o ECO.

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido