El informe diario analiza específicamente la situación en El Retiro, de entre todos los parques impactados, y envía un boletín al Ayuntamiento de Madrid la jornada anterior a las 17:00 horas. Dicho informe está dividido en tramos de tres horas y contempla las rachas máximas de viento, la temperatura, el agua disponible en el suelo y la presencia de tormentas.

Los cálculos se realizan a través de una fórmula matemática que cruza datos generales con la ubicación y la superficie de El Retiro, por lo que a veces no coinciden con las previsiones que se publican para otras zonas de Madrid, pero todos se ven impactados por igual.

El protocolo para situaciones meteorológicas adversas del Retiro dejará de arrastrar a nuestros parques históricos