Los riders de Deliveroo en Madrid “son falsos autónomos”

El Juzgado de lo Social número 19 de Madrid ha fallado en contra de Deliveroo en una sentencia que implica a 529 repartidores, considerando que su relación debería ser de asalariados y no de autónomos.

La sentencia, conocida ayer martes, corresponde al macro juicio de la Tesorería de la Seguridad Social contra Roodfoods Spain S. L. (Deliveroo) que se celebraba el pasado 31 de mayo.

Según las pruebas valoradas, queda probada la relación de laboralidad y subordinación que impera entre las partes. “Lo que se desprende de lo actuado es que los repartidores esencialmente han ejecutado un trabajo personal en unas condiciones organizadas y dirigidas por la empresa, que es la única que controla la marca Deliveroo, su aplicación informática y toda la información que se desprende de ella”, determina la sentencia.

El magistrado enfatiza el modo en el que la empresa daba a los repartidores pautas de comportamiento para relacionarse con los clientes, como presentarse como miembro de Deliveroo o disculparse de un determinado modo en caso de incidencias en la aplicación. El magistrado también resalta el hecho de que la compañía les prestaba el material de trabajo con publicidad de la marca.

Uno de los argumentos que recurrentemente ha sostenido la empresa para negar la laboralidad, es la posibilidad de los riders de rechazar pedidos. El magistrado desmontaba esta cuestión en base al modus operandi del 2017: “Esa posibilidad no era intrascendente para el repartidor sino que podía tener consecuencias negativas para él, ya que se tenía en cuenta por la empresa a la hora de elaborar unas métricas del servicio que podían implicar la no asignación de los turnos apetecidos y, por tanto, quedarse sin trabajar”. Por todo ello, consideraba acreditada la relación de subordinación de los repartidores con la empresa y, por ende, la necesidad de un contrato laboral de asalariado.

Hasta que no se pronuncie el Tribunal Supremo no habrá sentencia en firme y Deliveroo podrá continuar operando con el mismo sistema. La compañía ya ha anunciado que recurrirá, lo que le permitirá no paralizar su actividad en Madrid.

La empresa ha insistido en abrir con el Gobierno una mesa de negociación para que la Administración modifique el ordenamiento jurídico y habilite un encaje legal para su modelo. “Deliveroo ha abogado continuamente por una reforma legal que permita a las empresas ofrecer a los riders autónomos más seguridad, sin poner en peligro la flexibilidad, que es lo que lo propios riders nos han manifestado que desean. Esto es por lo tanto lo que todos debemos tratar de ofrecerles”, ha afirmado en un comunicado emitido tras la sentencia.

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido