La Plaza López de Aranda en obras. Pero ¿cortar las raíces de los árboles es una solución segura?

obras López de Aranda

Desde que hace dos años denunciásemos por última vez el estado del suelo de la Plaza López de Aranda, no habíamos vuelto a saber nada de la incidencia. Ni cuando hace unos meses veíamos cómo se arreglaban las aceras laterales, aparentemente en buen estado, se ponía remedio a un suelo imposible de transitar sin tropezarse debido a los numerosos adoquines levantados.

Ahora comienzan las obras para reparar los daños ocasionados por las raíces de los árboles. Los operarios trabajan cortando las raíces y reponiendo los adoquines, pero nos preguntamos ¿es esta una solución segura?

obras López de Aranda

Se conocen casos de árboles de gran altura que fueron incorrectamente colocados, demasiado cerca de aceras y pavimentos y que, tras cortar sus raíces para subsanar trabajos estéticos como este, fueron derrumbados por fuertes vientos, al no poseer un sistema de raíces fuerte.

Los expertos en la materia saben que cortar raíces es una decisión pobre que convierte el arbolado en un elemento peligroso y que lo ideal sería seleccionar la especie de árbol adecuada para cada lugar pero, en una situación así en la que los árboles ya estaban ahí, debería al menos reconsiderarse la técnica del diseño del suelo de la plaza, ofreciendo soluciones que no interfieran con el sistema de raíces de los árboles.

Las prácticas actuales en la plantación de arbolado tendrían que cambiar drásticamente para que los árboles tuviesen un espacio adecuado en el suelo. Desafortunadamente, los árboles se aprietan en espacios demasiado pequeños para el crecimiento de la raíz, lo que genera un crecimiento deficiente y su inestabilidad.

obras López de Aranda

Deja tu comentario