No está permitido acceder a parques ni zonas verdes, incluidas instalaciones infantiles y deportivas

nevada en el barrio salvador

Siete días después del comienzo de la nevada y, a pesar de que cada vez tengamos más calles despejadas, la situación sigue siendo compleja con respecto al arbolado.

Llevamos varios días con las puertas de la Quinta de los Molinos y la de Torre Arias cerradas debido principalmente a los daños existentes en el arbolado, pero el Ayuntamiento también ha suspendido el acceso a todos los parques y zonas verdes de Madrid, incluyendo las instalaciones infantiles y deportivas. Y toma nota, porque no está permitido el acceso aunque no se encuentren balizados.

La nevada, como todos hemos visto, ha supuesto que árboles que no estaban adaptados para soportar pesos extraordinarios se hayan partido. Las primeras estimaciones cifran en 150.000 los árboles situados en la red viaria y en las zonas verdes que podrían presentar daños de distinta tipología, un 18 % del total. Posteriormente, las inspecciones llevadas a cabo en los parques históricos, como nuestras quintas, arrojan un grado de afección que oscila entre el 60 % y el 70 % del arbolado.

Junto con las afecciones visibles se constatan riesgos derivados de la acumulación de agua en oquedades de los árboles que bajo condiciones de heladas provocarán el efecto cuña con los consiguientes desgarros. Las ramas rotas retenidas en las copas quedarán expuestas a la acción del viento.

De esta situación se deriva un peligro para la seguridad pública, lo que ha llevado a decidir que, con el fin de proteger la integridad física de las personas, resulta imprescindible proceder al cierre de los parques y zonas verdes municipales, así como de las instalaciones recreativas infantiles y deportivas existentes en los parques, jardines y zonas verdes de la ciudad de Madrid.

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido