Las nuevas viviendas de Madrid ya no pueden ser inferiores a 40m2, entre otras novedades urbanísticas

normativa urbanismo Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la modificación de las normas urbanísticas tras 26 años de vigencia del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, tal y como ha sido publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 27/11/2023.

Las principales novedades incluyen cambios como los siguientes:

  • Las nuevas viviendas en Madrid ya no pueden ser inferiores a 40 m2, lo que supone un importante progreso en la calidad de la vivienda, desplazando a la Orden Ministerial de 1944. A excepción de los espacios de coliving y cohousing.
  • Las terrazas y los cuartos de instalaciones en plantas de piso no computan a efectos de edificabilidad, potenciando los balcones y balconadas, tanto en las construcciones nuevas como en las existentes.
  • Se mejora la regulación de las zonas comunitarias y los tendederos, así como de los trasteros, que tampoco computan a efectos de edificabilidad. No será necesaria la separación física entre cocina y tendedero, respetando las superficies mínimas de ambas.
  • Entre las novedades, se contempla la transformación de local a vivienda para facilitar el empleo de locales abandonados y garantizar que las viviendas resultantes respeten las condiciones de habitabilidad, confort, seguridad, accesibilidad y salubridad exigibles a las viviendas de nueva construcción.
  • Se permiten los miradores con persiana y, al no contar en edificabilidad, los cuartos de instalaciones se liberan de las azoteas de los edificios, para que sean transitables y utilizables.
  • La renovación de las normas introduce un nuevo parámetro urbanístico: el factor verde. El objetivo que persigue es mejorar la sostenibilidad ambiental mediante el aumento de la superficie vegetal total en la edificación, a través de cubiertas y fachadas verdes y, en el espacio libre de parcela, fomentar la plantación de arbolado y el ajardinamiento.
  • Los elementos de producción de energía sostenible o elementos constructivos de mejora de la eficiencia, así como los cuartos para guardar vehículos de movilidad sostenible como las bicicletas, no computan a efectos de edificabilidad. Se contempla que, a mayor superficie «vegetal», se aplicará un factor verde que permitirá optimizar el espacio libre de parcela.
  • También se impulsa la recuperación de patios de manzana con soluciones bioclimáticas y alternativas para que se desarrollen nuevas actividades y se dinamice la economía.
Coliving y cohousing

Hasta la fecha, Madrid solo regulaba dos tipos de vivienda: la colectiva y la unifamiliar. Ahora se introduce la regulación de dos nuevos modelos residenciales emergentes: el coliving y el cohousing.

Para la tipología coliving, se crean las condiciones para la convivencia entre los residentes mediante una importante dotación de espacios comunes, con la correlativa reducción de las unidades de alojamiento privativas de las viviendas. No podrán ser inferiores a 15 m2 para una persona, ni a 10 m2 por persona cuando esté prevista para más de una persona.

Para la tipología cohousing, donde prima la convivencia y relación entre los residentes, para la que los espacios comunes aumenten hasta abarcar todas las zonas de estancia y ocio. La superficie mínima de la vivienda será de 30 m2, compensando el resto hasta los 40 m2 con las zonas comunitarias.

Cocinas agrupadas

En cuanto a las cocinas agrupadas, se prioriza su implantación en polígonos industriales y se limita su actividad en zonas residenciales, al igual que ocurre con el uso almacenaje con reparto a domicilio y la logística, marcando un criterio claro en cuanto a su posible impacto en el entorno.

Así, se limita su implantación en ámbitos residenciales a locales de uso industrial con un máximo de 350 m2, con la obligación de que tengan en el interior del establecimiento las zonas de espera, carga y descarga y estancia de los transportistas.

El máximo de cocinas permitidas es de ocho. Además, se exige un estudio de movilidad para conocer el impacto que tendrá en la zona.

Viviendas turísticas

En lo referente a los usos terciarios, el objetivo es establecer unas reglas del juego claras. La modificación de las normas urbanísticas integra el Plan Especial de Hospedaje, incluido sus anillos, por lo que las Viviendas de Uso Turístico no experimentan cambio alguno y quedan sujetas a ese plan que exige un acceso independiente a la vivienda.

Deja tu comentario

Contenido protegido