La Quinta de los Molinos pierde a sus peces de color naranja por una irregularidad del Ayuntamiento

peces muertos quinta de los molinos

Los peces más bonitos y coloridos de la Quinta de los Molinos tienen los días contados, de hecho, algunos de ellos ya flotan sin vida mientras se acumulan sus cuerpos en el estanque pequeño del parque histórico más conocido por sus almendros en flor.

Se trata de un evento que nos reportaba hoy un biólogo y vecino de la zona llamado Sergio de Carabias, quien veía con impotencia y frustración cómo se había vaciado el estanque principal del parque, donde habitualmente residen estos peces de color naranja, para ser trasladados a una «poza» más pequeña, cercana al estanque principal, en la que, al no existir oxígeno suficiente para respirar, van muriendo poco a poco mientras el Ayuntamiento de Madrid no hace nada para ponerle remedio.

Con las fiestas de San Isidro de por medio, todo apunta a que la muerte de un gran número de peces está a punto de suceder, pues el oxígeno es insuficiente para que sigan con vida mucho más tiempo, especialmente con las altas temperaturas de estos días que, además, no permiten que el oxígeno se diluya en el agua, algo que no ocurre cuando las temperaturas son más moderadas.

peces muertos en la quinta de los molinos

La situación de poco espacio se ve empeorada, por tanto, por el calor que estamos viviendo durante esta semana, lo que apunta a que ha acontecido una irregularidad en la toma de decisión de limpieza en este preciso momento. Teniendo en cuenta que el clima es tan cálido, según el experto que nos informa por buena voluntad y para intentar evitar la muerte de estos preciosos peces a tiempo, hubiera sido mejor limpiar el estanque principal en fechas más frías, cuando los peces se encuentran más aletargados y sufren menos, aguantando mejor estos cambios necesarios, siempre que se den las condiciones óptimas.

Agradecemos enormemente el trabajo de nuestro vecino biólogo, Sergio de Carabias, explicándonos temas tan interesantes que nos ayuden a apreciar un poco mejor la vida que nos regala la Quinta de los Molinos durante todo el año, y no solo cuando los almendros lucen sus flores rosas y blancas tan espectaculares que llenan de vida el Barrio Salvador.

¿Quieres mantenerte al día? Suscríbete por email o a través de las redes sociales:
email facebook facebook instagram

Deja tu comentario

Contenido protegido